El origen de la guerra entre los humanos. por: Jaime Romero.

El origen de la guerra entre los humanos. por: Jaime Romero.

Publicado el agosto 31, 2013 en Opinión. Programa Paloma-CONTIGO

La raza humana por naturaleza a ejercido una lucha por el control de la humanidad,

El origen de la guerra entre los humanos.
por: Jaime Romero. desde Mexico, Ciudad Juarez
La raza humana por naturaleza a ejercido una lucha por el control de la humanidad, por el control del territorio por su entorno y por sus alimentos desde el origen, sus necesidades han sido las mismas, las ley del mas fuerte sobre el mas débil.
La tecnología en el uso de herramientas velicas entre los pueblos desde el palo, la hacha el arco y las piedras, se cambiaron por el cobre, el bronce el acero la pólvora y las bombas de nitrógeno, la atómica y la bacteriológica, todas en busca del control de los humanos.
Los intentos por pacificar al hombre han sido un mito ideológico que solo a quedado en testamentos políticos, religiosos, y sociales, en la educacion de un animal, que lo domina su instinto de poder, mas que el amor asimismo, y por los demás, si este buscara tratar de esforzarse por elevar la fuerza de su voluntad por proteger la creación, porque el es capaz de destruir la vida, por solo controlara la voluntad de quienes se oponen a sus intereses.
La creación de la cultura de los imperios, que son los grupos elitistas dominantes y territorialistas que determinan el curso de la historia, pienso que cuando la humanidad sea la que dirija el curso del porvenir, descubriremos en una racionalización colectiva, el mecanismo individualizado de la funcion integral del progreso y desarrollaremos la actividad productiva del dialogo, que imantara el flujo del reflujo socializador de una sensibilidad que romperá las falsas cadenas de la esclavitud de los pensamientos egoístas, que encarcelan la libertad de la educacion del Ser, en relación con el todo.
Hasta entonces abra paz en la tierra, cuando nos unamos y participemos en conjuntos sin competir económicamente, sino que el trabajo sea la fuente para cubrir las necesidades naturales del humano, como vestir, trabajar, comer, un habitad y descansar, para implementar proyectos done la inteligencia sea el motor de las perspectivas de la resolución de los problemas, para proveer alternativas que sean útiles aquellos que las necesitan para el beneficio del grupo, y no de unos cuantos, como tradicionalmente ha sido en sus costumbres históricas, desde sus orígenes.
Perderemos el interés de querer lo del otro, y buscaremos lo que necesitamos sin luchar por conseguirlo porque tu bien sera el mio.

C
h
a
t