Especial DAKAR en Café entre Libros Especial DAKAR en Café entre Libros Viernes 28/2

Especial DAKAR en Café entre Libros Especial DAKAR en Café entre Libros Viernes 28/2

Publicado el febrero 27, 2014 en La Radio, Programas especiales Proximamente. Programa Café entre libros

Este viernes te invitamos a conocer el mundo DAKAR desde adentro, con la compañía de pilotos que tuvieron la oportunidad de participar en esta travesía deportiva de reconocimiento a nivel mundial.

No hablaremos de deporte automotor!!! Queremos conocer cómo es el Dakar por dentro, el intercambio cultural, las anécdotas y las historias que los participantes pudieron vivir en esta emocionante aventura…

Es que el Rally Dakar es más que una carrera, es una aventura en la que la condición humana es puesta a prueba al extremo: más allá de cuán grande o cuán pequeño pueda ser el equipo de apoyo de cada corredor, en algún momento están solos con su vehículo y con la naturaleza que les propone una prueba tan extrema que desde su primer desafío en 1979 a la fecha ha cobrado la vida a veintitrés competidores.

¿Es un rally? No. ¿Es solo deporte? No. Es la confluencia de eso y mucho más: el Dakar es la competición que nos dice quiénes somos y quiénes podríamos ser. Es una concepción del mundo que no muchos comprenden y, aunque al fin y al cabo todos, profesionales y amateurs, quieran llegar primero, el espíritu solidario, la concordia, el esfuerzo al límite, la obligación de ayudar al que está en problemas son algunas de sus principales premisas. Algo hay, además, que debe ser tenido en cuenta: dentro de los Bivouacs (esas ciudades nómadas del Dakar que, entre otras cosas, son el paraíso para los espíritus cansados después de cada etapa), cientos de competidores de unos cincuenta países, muchos de ellos enfrentados en guerras en el “mundo real”, conviven en paz. ¿Imposible? No: simplemente, un ejemplo para todos. Una torre de Babel que, lejos de desmoronarse, crece con cada edición.

La historia del Dakar

La aventura comienza en 1977. Thierry Sabine se pierde con su moto en el desierto de Libia, durante el recorrido del rally Abidjan-Niza. Salvado in extremis de entre las arenas, él regresa a Francia fascinado por los paisajes y decide compartir con otros su descubrimiento. Es así que se inventa un recorrido saliendo de Europa. La ruta alcanzaría Alger, después pasaría por Agadez y se acabaría en Dakar. El fundador le pone un lema a su creación: “Un desafío para aquellos que parten. Un sueño para quienes se quedan “.

Gracias a una fuerte convicción y una brizna de locura, propias a las grandes ideas, el proyecto se concretiza rápidamente. El París-Dakar, una competición diferente, abierta incluso a los sin títulos, y que conlleva un mensaje de apertura hacia el otro, llama la atención, sorprende y seduce. A lo largo de casi 30 años, muchas historias deportivas y humanas se fueron escribiendo.

2008: Después del asesinato de cuatro franceses y de tres militares mauritanos, ocurridos en días precedentes a la salida y, respondiendo a las fuertes recomendaciones hechas por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia en el sentido de no ir a Mauritania, la edición 2008 del rally es anulada. Las autoridades francesas habían descubierto amenazas terroristas que tenían el rally como objetivo. Así, la víspera de la salida, Etienne Lavigne, se ve obligado de anunciar la anulación de la edición 2008. Los participantes reunidos en Lisboa para las ” verificaciones ” encajan el golpe y aprueban la responsable decisión de las organizadores. Tres semanas más tarde (viernes primero de febrero) un atentado en pleno corazón de Nouakchott confirmaba la pertinencia de la aplicación del principio de precaución.

2009: La 31ª edición del Dakar, la primera que se disputa en Sudamérica, culmina con las victorias de Marc Coma en motos, Josef Machacek en quads, Giniel De Villiers en coches y Firdaus Kabirov en camiones. En total, 113 motoristas, 13 pilotos de quad, 91 equipos de coche y 54 de camión han acabado una prueba marcada por el gran éxito popular del que ha gozado en Argentina y Chile. De allí en adelante el Dakar se corre en tierras sudamericanas, con gran confluencia de público y con pilotos ansiosos por conquistar la gloria.

C
h
a
t