El trabajo es un derecho al que jamás se renuncia

El trabajo es un derecho al que jamás se renuncia

Publicado el septiembre 25, 2016 en Opinión.

Entrevista de Jack Ro a Susana Prieto Terrazas, sobre el movimiento obrero mexicano.

 photo 14469576_10205707418119647_8825573873618999238_n_zpsz8mtgqwj.jpg   – ¿Quién es Susana Prieto Terrazas?

Una mujer, casada hace 15 años, madre de 5 hijos, dos paridos por ella, y tres por otras mujeres, pero igual hijos.

Abogada postulante, desde los 20 años de edad. Defensora de los derechos de los trabajadores, desde hace aproximadamente 26 años.

  • – ¿Donde obtuvo sus estudios de Derecho?

En la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez

  • – ¿Cuáles son sus valores de Justicia y de Derecho que jerarquizan la defensa de los derechos del trabajador?

Del derecho laboral, emanado de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y regulado por la Ley Federal del Trabajo, es prioritaria la irrenunciabilidad de los derechos de los trabajadores, y su prerrogativa exclusiva de optar ante el despido injustificado, por la reinstalación en su trabajo, en los mismos términos y condiciones en que lo venían desempeñando hasta la fecha del despido o el pago de la indemnización constitucional.

El derecho a la libre sindicalización y el derecho de huelga, cuyo ejercicio se limitara a los sindicatos con registro en éste país.

La Justicia, debe alcanzarse por cualquier medio posible, de hecho o de derecho, porque ésta última, actualmente, resulta prácticamente imposible, ante la prostitución del poder judicial de la federación.

 photo 14445496_10205707475721087_590797209_n_zpsltlgwsc0.jpg

  • – ¿En que fundamenta la filosofía del Derecho, con la libertad?

En materia laboral?

Existe libertad, para una sola de las partes y ésta, es el patrono.

L@s obrer@s, no gozan de uno de los elementos indispensables y fundamentales de la vida humana, en sus relaciones de trabajo, dada su necesidad económica y de subsistencia de su familia. L@s obrer@s carecen de libertad, porque primero está comer que ser cristiano.

Los gerentes y asistentes de recursos humanos, así como los jefes de los obrer@s, en los procesos de producción, suelen decir, con cierta regularidad: “si no te gusta, ahí está la puerta”, frase utilizada para despedir a un trabajador, y que lo coloca siempre, ante la disyuntiva de ejercer su “libertad”, como lo dicen los ignorantes de la materia, que son casi siempre sus verdugos. La frase, en sí misma, conlleva la inexistencia de la libertad en las relaciones de trabajo de l@s obrer@s.

Existen infinidad de circunstancias, que no les gustan a l@s obrer@s, pero ellos saben, que si salen por la puerta, no habrá dinero para el sustento de su familia, y por lo tanto, soportan incluso, la humillación, de la reiteración de su falta de libertad, implícita en la exclamación del esclavizador.

Libertad, es utopía para l@s obrer@s. No hay libertad, si la misma está sujeta a la necesidad económica del hombre, que en estas circunstancias, es una carga esencial en sí mismo, aunada a la desbastadora carga de la familia.

 photo 14469607_10205707420799714_2068640751957451895_n_zps70rcunww.jpg

  • – ¿Para qué sirven las normas que rigen a los civiles?

Para limitar la libertad de los individuos, acentuar las diferencias entre los mismos, permitir el control de los más débiles, de los ignorantes, los analfabetas y los pobres, por parte de los poderosos, que son los dueños de los medios de producción y su servidumbre, los políticos.

  • – ¿ Por qué defiende los derechos de los obreros?

Porque todos los joden. Incluso, refieren algunos, que hasta yo, porque les cobro lo que establecen las normas de las que hablamos antes, y sólo cuando gano sus juicios, contra sus patrones.

No sé, tal por conciencia de clase. Provengo de una familia muy jodida, extremadamente. Soy la única universitaria.

Por rebelde? Quizá. Mi abuelo, era jornalero, y siempre decía que mi rebeldía no me llevaría a ninguna parte, “que los pobres, siempre nos morimos pobres”. Nunca lo acepté, prometí, que yo no moriría pobre y ya lo cumplí. Mi éxito profesional el que proviene, de sólo cobrar si gano los juicios, y he ganado muchos en mi vida, me ha permitido, salir de la pobreza, y tener ya más dinero del que necesito para vivir, y del que soñé tener, que tampoco, es tanto. Ahora, decidí, que con el dinero que gane, se puede constituir un fondo revolvente, para luchar por los derechos de los obrer@s, por incrementar la cultura laborar que para ell@s es inexistente, como una arma, para obtener su libertad, sin perder lo que les corresponda por sus servicios prestados, y que en nuestro país, es un dinero, que solo ven, cuando se defienden ante el injusto, y ganan los juicios, en los que se condena al patrón a restituirle en el daño causado ante el despido, regresándole su trabajo o indemnizándolo, eso es decisión de ell@s.

El trabajo, constituye el patrimonio del pobre, de acuerdo a lo establecido por la Ley Federal del Trabajo, ante el despido. Por eso, los opresores, díganse patrones o legisladores les ofrecen la calle, la libertad, de firmar renuncias voluntarias, después de 15 años de trabajo, para robarles hasta su retribución económica, por tantos años de servicio.

  • – ¿Que satisfacción le deja defender al oprimido de su opresor?

Primero, la satisfacción de l@s propi@s obrer@s, su rostro, su expresión corporal al decirles: “que cree, ya ganamos, le ganamos a su patrón. Luego, lo que logran con el triunfo.

Me encanta, que empleen su dinero en la compra de una casa, que no los esclavice a un crédito impagable de Infonavit. Que terminen de pagar el crédito, cuando se podía. Que paguen la universidad a sus hij@s. Que digan que jamás volverán a la maquila, ni a tener otro patrón, que pondrán un negocio. Que se vayan de vacaciones, o que regresen a sus lugares de origen, con sus familias, porque l@s obrer@s, son “mojados” en su tierra.

Pero sobre todo, me fascina, cuando pueden lograrlo todo, porque la cuantía de la condena de los opresores es tal, que pueden regresar a sus lugares de origen, con sus seres queridos, vacacionar con ellos, comprar una casa en su pueblo, y hasta poner su propio negocio. Eso, es chingón, y lo he logrado infinidad de veces en mi carrera.

Por eso, tengo el respaldo de muchísim@s obrer@s. Son muchos años, haciendo familias felices.

  • – ¿Qué es, para usted; la explotación en la que se ven envueltos los obreros y cómo pretende resolver esta disyuntiva laboral?

El sistema de gobierno y producción, son el conjunto perfecto para la explotación, y la explotación, es un insulto, es la humillación, denigrar a un ser humano, robarle la libertad, maltratarlo, burlarse de su persona exhibirlo, hostigarlo, intimidarlo, amenazarlo, burlarse de su necesidad de su pobreza, y trabajar arduamente, para que cada vez sea más pobre y menos capaz de desempeñar un empleo, y sacar adelante a una familia.

La explotación, es reducir a un ser humano a la nada, y de pilón, hacerle creer que eso es lo correcto, lo moral, que el podrá ser la nada, pero tiene trabajo, y come, mal, muy mal, pero podría no comer.

Yo no sé cómo resolver éste terrible problema, no tengo idea. Sufro, cabrón, lo indecible, mis peores enemigos son los esclavos, qué no entienden.

Si no hay libertad, no hay voluntad.

Emprendí una lucha para tratar de masificar, los derechos laborales de los trabajadores, lograr que los mismos los conozcan, pero no les gusta leer. Cambie de táctica, empecé a grabar videos de 2 a 5 minutos en el muro de mi Facebook, y no los entienden, y la prueba son los cientos de preguntas, que hacen después de escucharlos y que se encuentran contestadas, según yo, de manera clara en el video.

Contesto las preguntas, y cuando logro que lo entiendan, sólo contestan: “No pos sí, pero donde yo trabajo, no es así, y pos ni modo, cuando ténganos el valor, porque si renegamos, como usted quiere, nos van a correr”.

Ahora mismo, inicié una guerra contra los sindicatos blancos de la empresa JOHNSON CONTROLS en Saltillo y Coahuila, y 80 trabajadores renunciaron al sindicato de la CROC, porque no defiende sus derechos, sino por el contrario, los viola, al igual que el patrón, y dentro de sus jornadas exhaustivas de trabajo, les descuentan el costo de los alimentos en la cafetería, de sus salarios devengados semanales, y tienen 3 días sacándolos de las líneas para servirse la comida, manifestándoles que por haber renunciado al sindicato, no tienen derecho a comer en cafetería, por haber renunciado al sindicato porque esa es una prestación obtenida por el sindicato.

Eso no es cierto, pero no soy yo quien estoy dentro de la empresa soportando esta humillación, ante la indiferencia de los compañeros de trabajo que no hacen nada, por defender a las víctimas, porque tienen miedo, que también a ellos les quiten la comida.

Ladro, ladro y ladro, pero los esclavos son ellos, y no me escuchan, y tienen miedo, que digo miedo, pánico, y eso, los paraliza.

No entienden que de ell@s depende la producción, no son capaces de decir todos, un solo día, si no comen los que renunciaron al sindicato, no trabajamos, porque les están violando su libertad sindical, y no solo eso, sino que no regresamos a trabajar ninguno, hasta que nos den la comida. Eso, está comprobado, que de manera inmediata, hace reaccionar a las empresas, porque todo puede pasar, menos que la producción pare, y no los van a despedir a todos, pero tienen miedo, mucho miedo.

Yo no puedo, hacer otra revolución sola, pero bien que hace falta una.

  • – ¿ Cuál es la cultura y educación de los obreros, sobre las leyes que protegen su trabajo en los centros laborales? y si es nula, que debería de hacerse al respecto?.

Cero cultura laboral, pero no solo eso, los departamentos de recursos humanos, sindicatos y gobiernos, manejan al interior de las empresas, una Ley que no existe, fundados en reglamentos interiores de trabajo que son inconstitucionales, o a veces hasta sin estos documentos, y como le dije anteriormente, pasando por encima de la propia Ley.

La cultura laboral, debe darse desde fuera, por eso, empecé a divulgar de manera pública en las redes sociales los derechos de los trabajadores y la forma de ejercitarlos.

L@s obrer@s deben entender, que el patrón es su contraparte, cuando de derechos se trata, que ni él o los directivos de las empresas, ni los sindicatos,  ni las Juntas de Conciliación, son sus asesores. Todas éstas alimañas, trabajan para el propietario de las fuentes de trabajo.

L@s obrer@s deben buscar su propia forma de documentarse, perder el miedo, buscar defensores de trabajadores de prestigio en el lugar en que se encuentran radicando, pero sobre todo, deben ejercer sus derechos, aún y con el riesgo de perder su trabajo, pero bien asesorados, porque mientras no lo hagan, siempre seguirán siendo presas fáciles de los patrones inescrupulosos y voraces.

NUNCA SE FIRMA UNA RENUNCIA VOLUNTARIA, NUNCA, ESO NIEGA CUALQUIER POSIBILIDAD DE DEFENSA.

  • – ¿Cómo pisotean su dignidad? ¿y cómo le esclavizan su vida útil, con sobre cargas de trabajo que lo enferman mentalmente y físicamente?.

Con los estándares de producción inhumanos, que bien dicho sea de paso, no son legales en México, donde los trabajadores son contratados por jornada laboral y no por estándar de producción.

Los tiempos para regular los estándares de producción, los toman de la capacidad de trabajo de la persona más joven de la línea, y con suficiente capacitación.

Le toman los tiempos de las piezas que puede producir en una hora, sin respirar, descansar, orinar, defecar comer o platicar.

Una vez que el tiempo está medido en relación con la producción del joven, el estándar queda establecido, y al orden es, para el supervisor: “el que no rinda en esta medida, con tantas piezas por hora, truénalo”

Los más gastados físicamente, los trabajadores de mayor antigüedad, terminan mutilados o inutilizados de su cuerpo, y muchos mueren en el intento, simplemente terminan firmando sus renuncias “voluntarias”.

El hostigamiento, por obtener el estándar de producción, es inhumano.

Ya sabes, “si no te gusta, ahí está la puerta”

 photo 14470501_10205707420239700_5195525253792659610_n_zpsin4jiueg.jpg

  • – ¿Podría explicarnos los mecanismos oficiales de cómo es la corrupción, en la Junta de Conciliación? ¿y cómo se podría corregir?
  • – ¿Cómo ejerce el Estado de Derecho el ejecutivo mexicano con los trabajadores?

Por conducto de las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje, que dependen siempre del Gobernador del Estado, cuyas campañas políticas para llegar al cargo, son financiadas principalmente, por los empresarios.

  • – ¿Cómo se corrompe la Justicia, cuando se ve trasgredida su libertad, oprimiéndolo en su fuerza de trabajo, con sobre esfuerzos inhumanos alejándolo del tiempo que debería, por derecho natural estar con su familia?
  • – ¿Son las maquiladoras nuevos feudos tras-nacionales que son dueños de las herramientas, para explotar la fuerza de trabajo?

Por supuesto, y peor. En los feudos, la esclavitud era al aire libre. En las maquilas, es peor, encierran a los trabajadores en enormes sarcófagos, sin ventanas, puertas o contactos con el exterior. Cómo documentas los abusos? De dónde tomas evidencia?

Es la palabra del esclavo contra la del esclavizador.

  • – ¿Volvimos al sistema del siglo XIX de las tiendas de raya que los obreros trabajaban de sol a sol y vivían endeudados con los hacendados, por los bajos salarios y la falta de prestaciones y ahorro para su retiro?

No, ahora es peor. Hay mayor estrés en l@s obrer@s. Las tiendas de raya, las opera el gobierno, FONACOT e INFONAVIT. Los créditos son impagables, porque ahora, los créditos son híbridos, entre las instituciones de gobierno y las instituciones bancarias extranjeras. A los míseros salarios, debes descontarles el pago de los créditos, y luego, ya no te alcanza, ni para comer, debes buscar ingresos alternos, que tampoco son suficientes, para proveer a tu familia de alimento, vivienda, vestido, educación y diversión, y en consecuencia, el salario es inconstitucional, y ya los logros  del movimiento revolucionario, plasmados en nuestra Carta Magna, se esfumaron. La ley es letra muerta.

 photo 14448953_10205707421639735_2809582791049702783_n_zpsvr4n5hnb.jpg

16.- ¿Cree usted; que se debería capacitar culturalmente al obrero, para que este participe colectivamente en los cambios políticos del país? ¿y por qué?

Claro, en eso andamos, pero ahí tenemos otra bronca, los partidos políticos y sus presupuestos multimillonarios, que emplean, después del robadero, en las dádivas al pueblo, para comprar su viciada voluntad, ante su ausencia de libertad, pero eso debe terminar, y por ello, no hay otra opción que culturizar a l@s obrer@s, pero yo, voy m@s allá. Debemos culturizar a l@s hij@s de l@s obrer@s, en sus manos está la nueva revolución industrial y no voy a quitar el dedo del renglón, aunque no me toque presenciar la victoria. L@s chav@s, andan super receptivos!

  • – ¿Qué futuro político y laboral le ve a los obreros, ahora que se ha creado conciencia colectiva, sobre su explotación en marchas y en la búsqueda de la creación de sindicatos que los defiendan y no se vendan al sistema corrupto que lo tiene oprimido?

No hay fruto sin semilla, y ésta, requiere de cultivo, para madurar, hasta su cosecha.

En manos de l@s obrer@s, se encuentra el futuro del país, y la semilla está sembrada.

  • – ¿Por qué tomo la decisión de ayudarlos?,¿cuándo todo mundo sabe que es un ambiente de corrupción en la Procuraduría de la Junta de Conciliación?

No hay lucha que pueda ser aplastada por la corrupción, cuando somos conscientes, que la lucha implica sacrificio, dolor, fracasos y sufrimientos.

El que lucha, no habrá de tener descanso, ni desánimo. Solo los fuertes de alma, espíritu, corazón y cuerpo, pueden soportarla.

Si l@s obrer@s soportan la esclavitud, la lucha es cosa de nada. Cuál miedo, ni más pobres, nada más insoportable, que lo que estamos viviendo.

La lucha, es cosa de niños para el esclavo. El sueño de libertad, esa, la que perdimos, es el que ha inspirado a los luchadores de todos los tiempos, nosotros, no somos la excepción.

Todo esto, lo están entendiendo l@s obrer@s, y cuando el movimiento, se generalice, los corruptos desaparecerán, los vamos a hacer desaparecer, y a la corrupción, con ellos.

  • – ¿Ha sido amenazada? ¿por qué? y por quienés?.

Sí, por empresarios, por funcionario de gobierno, por líderes charros de sindicatos blancos.

Los pobres, son una mina de oro, a su raquítico salario, le quitan lo de las tiendas de raya, oficializadas y administradas por el gobierno, dentro de la maquila, están operando “tienditas” donde venden lo que mantiene vivos  los operadores ante sus extenuantes jornadas laborales, con sus inhumanos estándares de producción, y que son los dulces chocolates y coca-cola, dizque para ayudar a los más necesitados, sin que nadie les audite, jamás, las utilidades, tienen “fondo unido” que también es una dizque aportación voluntaria, para ayudar a personas enfermas o necesitadas, tampoco se rinde cuantas a los trabajadores de esto. Les descuentan dinero para gastos funerarios y servicios dentales, que no les pagan.

Las cuotas sindicales, se les descuentan para mantener a sus verdugos, los sindicatos, paleros de los patrones.

Hay, dentro de las maquilas prestamistas, con altísimos intereses para la pobre gente que vive al día, y lo último, el tejido de las pirámides.

Hay 300,000 operarios en Juárez, solo en la industria maquiladora, pero ésta lucha, se está extendiendo a Coahuila y Tamaulipas.

 photo 14368917_10205707418679661_5724270651503946601_n_zps28tkgmcp.jpg

Quien cree usted, que me ha amenazado?

  • – Y por último, ¿cuál es su meta?.

La libertad del pobre, el equilibrio entre los factores de la producción.

Que tod@ obrer@, reciba una salario justo por su trabajo, y trato digno. Que sus hij@s, tengan cuando menos con algunos sacrificios, las oportunidades que tuve yo.

Que la depresión de l@s obrer@s y sus hij@s desaparezca, que se enteren, que en ellos está la fuerza y que la ejerzan.

Que los patrones tiemblen, ante un ejército de obrer@s, al que tengan que pagarles, lo justo por su mano de obra, que les paguen correctamente el tiempo extraordinario, que se anulen las permutas de los días inhábiles, que se notifique a cualquier obrer@, cualquier sanción por escrito, para que tenga el derecho de defenderse y nos e viole permanentemente su garantía de audiencia.

Que los corruptos la piensen mil veces, antes de violentar los derechos de l@s obrer@s.

Que l@s obrer@s, trabajen codo a codo con l@s obrer@s y no con sus patrones opresores, que dejemos de ser una sociedad individualista, preocupada únicamente por lo que acontece en el metro cuadrado en el que está inmerso, y que surjan, en todo el país, líderes que den voz a las necesidades de los oprimidos, que los capaciten sobre sus derechos y su forma de ejercitarlos, para dejar de ver, éste México miserable, en el que siempre, lloran los mismos.

*Por Jack Ro, corresponsal en México.

C
h
a
t