Conoce a 7 empresarios que hacen dinero con la borra del café

Conoce a 7 empresarios que hacen dinero con la borra del café

Publicado el septiembre 30, 2016 en Actualidad, Negocios, Noticias.

Si buscas con detenimiento, puedes encontrar la fortuna hasta en la basura.
O al menos ese parece ser el caso de quienes han encontrado en el residuo o borra del café una muy buena manera de ganarse la vida.

No botes los residuos

Hace cinco años Julian Lechner era estudiante de diseño en Italia y justo cuando saboreaba su quinto expreso se le ocurrió la idea de hacer su proyecto de graduación sobre cómo transformar granos de café usados en materiales nuevos.

Ahora vive en Berlín, donde produce una sustancia ideal para la fabricación de tazas y platos hecha a base de granos de café.

“La vajilla tiene un ligero olor a café que dura un par de semanas”, comenta el diseñador de 30 años de edad. 

La cantidad de café utilizado en seis tazas, es suficiente para hacer una de nuestras tazas”

Julian Lechner, empresario

Una taza tamaño expreso con su platillo cuesta US$22, mientras que el set para tomar capuchino cuesta US$28.

No saben a café. Si tomas té en ellas, vas a poder disfrutar el sabor de tu té”, aclara.

Lechner renunció a su empleo como diseñador y fundó su propia compañía -Kaffeeform- con un crédito de unos US$44.717.

Kaffeeform recoge mensualmente 500kg de granos de café usados en locales o cafeterías de la ciudad, sin tener que pagar un centavo.

“La cantidad de café utilizado en seis tazas, es suficiente para hacer una de nuestras tazas”.

Adiós a los pies olorosos

Aman Advani era un asesor de negocios que viajaban continuamente.

Una de las cosas que más le desagradaba, luego de sus largas jornadas laborales, era la sensación de humedad en sus pies por las medias de vestir que utilizaba.

Medias de Ministry of SupplyImage copyrightMINISTRY OF SUPPLY

Image captionEStas medias hechas por la firma Ministry of Supply contienen fibras impregnadas de café.

Para resolver el desagradable problema cortó la parte de la pantorrilla de la media, y la cosió a la suela de una media deportiva diseñada para absorber el sudor.

En 2012 Advani y un compañero del MIT crearon la marca Ministry of Supply en Estados Unidos, con un crédito por US$8,5 millones, y comenzaron a fabricar medias antitranspirantes para ejecutivos.

A pesar de la aceptación del público, los clientes comenzaron a decirle que uno de los problemas más grandes con las medias era el olor que dejaban en los pies.

El café fue una solución natural y poderosa. Nada se le puede comparar”, indicó Advani, de 31 años.

“Cuando vas a una tienda por departamentos y buscas la sección de perfumes, te vas a encontrar granos de café en los mostradores. Ahí los utilizan para despejar el olfato de tantas fragancias. El café es capaz de neutralizar otros olores“.

Hace tres años comenzaron a producir el nuevo tipo de medias incorporándoles40% de poliéster reciclado con infusión de café.

Cada par de estas medias de vestir se vende en US$15, y son una de las líneas más populares de la marca de Advani.

Al igual que Julian, el café utilizado en estas medias es el desecho de lo que se consume en tiendas y cafeterías.

Hilos de café

American Eagle, Timberland y L.L. Bean son algunas de las 100 marcas que utilizan tela S. Cafe, hecha con hilos que contienen de 1,2 a 1,5% de nano partículas de granos de café.

Jason Chen y su esposaImage copyrightSINGTEX

Image captionLa marca de ropa con café Singtex fue idea de Jason Chen y su esposa.

Los productores de S. Cafe es la empresa Singtex, de Taiwán, la cual obtuvo ganancias de US$45 millones el año pasado.

Esta empresa familiar invirtió US$2,2 millones y cuatro años de trabajo en el desarrollo de esta tela.

La idea provino del gerente de la empresa, Jason Chen, luego que escuchara al dueño de una cafetería pedir que le guardaran los granos de café usados para llevárselos a su casa, y así aprovechar sus propiedades desodorizantes.

Cuando la esposa de Jason conoció la historia le dijo en broma que debería usarlo en su ropa, para que dejara de ser un hombre maloliente. El chiste familiar se convirtió posteriormente en Singtex.

La empresa utiliza diariamente 500kg de café usado, que obtiene gratis de tiendas y cafeterías.

Encendiendo la parrilla

Los residuos de café también están siendo utilizados por una empresa radicada en Reino Unido, para fabricar pequeños leños con forma de salchicha, que sirven para encender parillas.

Con una tecnología denominada bio-grano actualmente reciclan 50.000 toneladas de grano de cafés al año.

Los leños producidos con café por bio-beanImage copyrightBIO-BEAN

Image captionLa compañía británica bio-ben convierte el café reciclado en leña para parrillas o asados.

Arthur Kay, creador de bio-grano, aclara que los troncos no tienen el olor característico del grano.

Kay dio con la idea tres años atrás, cuando estudiaba arquitectura y se encontraba diseñando una cafetería.

Mientras evaluaba el local le llamó la atención la enorme cantidad de residuos de café que se producían a diario, y pensó en cómo transformarlos un biocombustible.

Para desarrollar su idea obtuvo un financiamiento de US$13,3 millones, y ahora cuenta con 30 empleados.

“Los leños de café funcionan como un sustituto perfecto del carbón, y arden por más tiempo y generan más temperatura que la madera. Eso representa un ahorro para las personas”, explica Kay.

Arreglando el jardín

Cuando la compañía Greencup buscaba nuevas ideas de reciclaje, hurgó en el popular consejo de que los granos de café pueden enriquecer la calidad de la tierra.

“Los británicos tienen fama de ser los más fanáticos del mundo en cuanto a jardinería se refiere. Por eso pensamos que un producto para el jardín era una idea fantástica para atraer personas al reciclaje del café“, dijo Adam Fairweather, director de innovación en Greencup.

Productos de GreencupImage copyrightGREENCUP

Image captionGreencup transforma unas 200 a 300 toneladas de restos de café en fertilizante 100% orgánico.

Luego de años de investigación, la empresa logró producir un fertilizante 100% orgánico, que además es repelente de babosas.

Para producir este fertilizante utilizan entre 200 y 300 toneladas de residuo de café al año, mezclado con ingredientes naturales como helechos y cenizas de madera.

El precio de venta es US$9,19 por litro y la compañía obtiene unos US$2.672.950 al año.

Exhibiendo joyas brillantes

Cuando Rosalie McMillan pasa un día completo portando alguno de los anillos que ella misma hace, le queda cierto aroma de café en sus dedos.

Esto ocurre porque en las piezas que crea utiliza una mezcla que contiene 70% de granos de café reciclados, recogido en su mayoría de lo que consumen en oficinas en Londres.

Brazaletes hechos de caféImage copyrightROSALIE MCMILLAN

Image captionRosalie McMillan elabora estos brazaletes con café molino y pan de oro.

“Es un material maravilloso, con el que muchas personas se identifican alrededor del mundo”.

La diseñadora invirtió unos miles de dólares hace dos años para hacer de la joyería su negocio. Ahora vende online y a través de algunas tiendas en Londres.

Los precios de sus piezas van desde US$108 por un anillo con una hoja de oro de 22 quilates, hasta US$607 por un inmenso collar hecho con plata reciclada y oro.

Café hecho arte

Aburrido de hacer otra figura de hoja en la espuma del café que servía en una tienda, Ghidaq al-Nizar comenzó a desarrollar sus propias figuras artísticas en su casa, en Bandung, Java Occidental.

Una de las obras de arte de al-NizarImage copyrightGHIDAQ AL-NIZAR

Image captionEl artista indonesio Ghidaq al-Nizar usa el café en hojas, cerámica y otros para crear obras de arte.

“Era muy flojo para hacer la espuma de leche, colocársela a mí café y dibujar un grabado”, contó Ghidaq. Se hizo solo la taza de café y al terminarlo vio los granos en el fondo, y creyó ver a Grim, un personaje de Harry Potter.

De inmediato comenzó a trabajar en esa imagen con los granos, desarrollando así su propio estilo.

Ahora utiliza brochas de pintar, pinceles para decorar cerámicas, unas gotas de café y pega para crear sus obras artísticas, en las que emplea dos cucharadas de café reciclado en cada pieza.

La mayoría de sus obras se venden a través de Internet, por precios que oscilan entre US$150 y US$780.

¿Por qué uso café? Porque me enamoré de él. El café significa celebración.De lo que se trata es cómo amamos lo que nos gusta y cómo festejamos nuestra vida con eso que nos gusta. Se trata de amar más, difundir más amor y paz. Disfruta cada gota de tu café”, dice.

 

 

 

 

Fuente: http://www.bbc.com/

C
h
a
t