ESPAÑA PIDE RESCATE

ESPAÑA PIDE RESCATE

Publicado el junio 25, 2012 en Portada.

El gobierno de Mariano Rajoy formalizó la solicitud de rescate para su banca a Europa, lo que marca el inicio de una semana clave para la zona euro, ya que así se espera frenar la crisis que tiene en jaque a la moneda europea.

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, oficializó la medida a través de una carta enviada al presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Junker, en la que solicita “asistencia financiera” para las entidades bancarias del país “con necesidades de capital”, de acuerdo con el documento difundido por su cartera y publicado por la agencia Télam.

 

El pasado 9 de junio, el Eurogrupo –las 17 economías que comparten la moneda común- acordaron otorgarle a España hasta 100.000 millones de euros en ayudas para sanear su sistema financiero en medio de fuertes presiones de los mercados sobre la deuda soberana del país.

 

Los socios europeos forzaron al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, -que se resistía a un rescate y apostaba por ayudas directas a la banca-, a solicitar fondos europeos por los canales tradicionales, pero no evitaron frenar la escalada de tensión ni contener la crisis de la deuda soberana de la zona euro.

 

Sin embargo, dos semanas después, la falta de concreción de las condiciones del rescate, que fue presentado por el gobierno y por Bruselas como una ayuda limitada al sistema financiero sin condicionamientos macroeconómicos, y las dudas sobre el impacto de las ayudas en el déficit del país, siguen alimentando las dudas de los inversores.

 

El riesgo país o prima de riesgo -diferencial entre el rendimiento del bono español a diez años y el alemán al mismo plazo- repuntó hoy hasta superar los 500 puntos, con un rendimiento del 6,5%, tras cerrar el viernes en 479, después de batir otro récord el lunes pasado cuando llegó a los 583 puntos, con un interés del 7,2%, el máximo histórico.

 

La bolsa de Madrid también caía esta mañana en torno a un 2%, en sintonía con las principales bolsas europeas, que esperan señales de la cumbre europea de dos días que comienza el jueves.

 

En la carta enviada hoy al Eurogrupo, el gobierno español considera que la recapitalización directa de la banca sigue siendo una posibilidad abierta para España si los líderes europeos llegan a un acuerdo.

 

Según los informes encargados por el Ejecutivo a las consultoras privadas Oliver Wyman y Roland Berger, el sector bancario español necesita un capital máximo adicional de 62.000 millones de euros para recapitalizarse en un escenario adverso de caída del 6,5% del Producto Interior Bruto (PIB).

 

El gobierno español especificará el monto final de las ayudas una vez que concluyan las negociaciones con el Eurogrupo, en las que se busca minimizar el impacto sobre la deuda soberana del país.

 

De Guindos espera que el memorando de entendimiento para gestionar los fondos sea aprobado en la reunión del Eurogrupo del próximo 9 de julio.

 

Los inversores temen que de canalizarse las ayudas a través del nuevo Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), aún pendiente de ratificación, la deuda con Europea sea “prioritaria” en caso de cesación de pagos, coinciden algunos analistas.

 

En cuanto al impacto sobre la deuda, el Ejecutivo español confía en poder minimizarlo acordando que las condiciones de las ayudas sean a largo plazo, de más de 15 años, un con un período de gracia de entre 5 y 10 años y a un tipo de interés del 3 o 4%.

 

El rescate a España estará en el centro de debate de la reunión de los jefes de Estado y de gobierno de los 27 países miembros de la Unión Europea (UE), que comenzará el jueves y que tiene como prioridad avanzar hacia una mayor integración bancaria y fiscal de la zona euro y aprobar un fondo de hasta 130.000 millones de euros destinado a impulsar el crecimiento.

 

Tras las elecciones de Grecia, que dieron el poder al conservador Antonis Samaras, la UE se enfrenta a la reticencia cada vez mayor de los países rescatados a aplicar los planes de austeridad exigidos por la troika -Comisión Europea, Banco Central Europeo (BCE) y FMI- a cambio de los préstamos recibidos.

 

Al igual que España quiere condiciones ventajosas para evitar recurrir a más ajuste para compensar el crecimiento del déficit, los gobiernos de Grecia y Portugal piden “suavizar” el rescate para no comprometer aún más el crecimiento de sus economías y, por lo tanto, su capacidad de “repago”.

Fuente: http://www.diarioregistrado.com

C
h
a
t