Málaga, magia luz y navidad

Málaga, magia luz y navidad

Publicado el diciembre 28, 2016 en Cultura.

Es difícil para un malagueño, (una malagueña, en este caso), expresar o describir el sentimiento que te embarga, cada vez que el embrujo, que el palpitar de las calles de la ciudad que te vio nacer, que te acunó… te toca, te habla…se hace con tu cuerpo, con tu mente, empujándote a respirar sueños, embriagándote con la brisa marinera que despojan los aires de ese mar que, danza al compás de los sones de una Malagueña, susurrada por los acordes que fluyen de una guitarra.

Málaga

Alma, vida y ambiente

Luz, alegría y espectáculo

¡Espíritu navideño destilado en cada rincón!

 photo WhatsApp Image 2016-12-27 at 18.25.12_zpsuty1gxnl.jpeg

Así…  así se viste “la bombonera”, así transmite y canta el sentir de la Navidad esta ciudad, con sus mejores galas… A través de la fusión de la elegancia, la música y el alumbrado en el que nos sumerge cada tarde, ese manto, ese cielo de luz, estrellas y esplendor que cubre la majestuosa calle Larios.

Todos esperan impacientes a que en el reloj den las seis y media de la tarde o las 9 de la noche para dejarse envolver por la danza, por la magia que nos ofrece un sobrecogedor espectáculo de sincronización de melodías y luces, que ha conseguido reunir cada día, desde su inauguración el pasado 24 de noviembre, a miles de espectadores.

 photo WhatsApp Image 2016-12-27 at 18.21.47_zpsdwx0gtxy.jpeg

Y tras la emoción del evento, aún siguen las sorpresas, pues cada paso que das por Málaga, lo haces sin saber a dónde mirar y queriendo, a la vez, mirarlo todo; para no perder detalle, para nunca dejar disgustado a ninguno de tus sentidos, que no pueden evitar estar alerta y, saborear el tacto de la caricia del ambiente; el olor a dulce, a algodón de azúcar,  castañas y turrón que, te deleita al pasear por la Alameda, al conquistar el Paseo del Parque, y dejarte llevar por la conexión de culturas que se respira en los puestos del Mercadillo navideño; contemplar con los ojos bien abiertos cada resquicio de la ciudad que de repente, te muestra una balconada que bien podría pertenecer a un cuento, de esos, de “Las mil y una noches”; o sentirte pequeña ante la grandeza de una de las torres iluminadas de la Catedral, que asoma regia por el Paseo de Chinitas.

 photo WhatsApp Image 2016-12-27 at 18.20.51_zpsfgefvhww.jpeg

Oír los cánticos, los bailes y las zambombas en el gran escenario de la Plaza de la Constitución, o incluso pararte porque una coral te llama y te atrapa a pie de calle, en la Plaza de Félix Sáenz.

 photo WhatsApp Image 2016-12-27 at 18.14.46_zps88fv6xwg.jpeg

Sí, es difícil de explicar y describir para una malagueña ese sentimiento, esa pasión… Pero, vivirlo… vivirlo y creerlo es tan fácil como, dejar que Málaga te abrace, te quiera y mime y, sentirte, desde ese momento, malagueño.

 

 

 

 

*Por: Gema Lutgarda, corresponsal en Málaga

C
h
a
t