Literatura erótica de Alfredo Espinosa en la UACJ

Literatura erótica de Alfredo Espinosa en la UACJ

Publicado el abril 6, 2017 en Cultura.

Cd. Juárez Mex. En el Centro Cultural de las Fronteras, (UACJ) se dio lectura a la novela ¿Quieres? de Alfredo Espinosa con textos político filosóficos feministas y análisis de Ulises Campbell, Hilda Sotelo e Ysla Campbell moderada por el escritor español Ricardo Vigueras.

La novela ¿Quieres? narra la historia de un sociólogo cuarentón y las vicisitudes eróticas que pasa. En está novela se palpa el escalofrió del deseo y del amor que permanentemente se ven amenazados en todos los laberintos y ventanas de su existencia, que les quiebran el corazón y engendran la locura de los sombríos abismos del apetito sexual en una sociedad hipócrita que niega serlo.

Drama incesante de la historia pasional del amor en las frases narradas en los parajes de sus textos. Es una novela polémica que va de las nalgas a la biblia. Que ha creado argumentos falsos en sus lectores que liberan confusiones mal comprendidas estéticamente en la forma de percibirla, en el que se pierden en moralejas que se alejan culturalmente de su contenido real, por espejismos antimorales enjuiciados por el subconsciente colectivo que nublan el espíritu erótico de la libertad sexual, por iconos enfermizos que reflejan los problemas y tabús del yo individualizado, y se reflejan en el puente que dialoga sobre el cristal del lenguaje popular, entre el escritor y la obra, relacionándole en primera persona, sin independizar la esencia de la creación literaria con el autor.

Por otra parte es una novela que abona una pagina más en el maltrecho libro del corazón humano donde el uso del lenguaje es del realismo sucio un misterio bufo que llega al fondo del erotismo que precisa la enmarañada naturaleza tabuada del amor. Donde los demonios surgen de aquellos que enfrentan el desamor y la nostalgia que experimentan la vivencia del embrujo de las bajas pasiones.

Espinosa con su novela erótica, ¿Quieres? no solo es un innovador revolucionario de su cultura regional, sino de la literatura latinoamericana, que sus autores no penetraron en esto temas, tales como: Borges, Neruda, García Marques, Vargas Llosa, Cortazar y Paz, Alfredo enriquece el lenguaje natural de las mistificaciones no solo sexuales de la literatura universal, sino las ya manifiestas en la herencia de Las Mil y una Noche, de Boccacio de Henry Miller y rompe con los convencionalismos morales y amorales de lo inmoral entre la idealización platónica con el Edipo narcisista del amor, que es el fuego de las pasiones salvajes de los instintos que gobiernan el aprendizaje de la naturaleza del hombre.

La mujer no es un objeto sexual es un medio para el placer, el amor es la utopía del significado del goce de la satisfacción de la sinrazón en el que el propósito es madurar el sentido de la estupidez del la locura del amor, por la comunicación de los intereses propios del arte de amar al estilo de Ovidio y no el de ser amado, sino de ser placenteramente gozado sexualmente y no el de la condición del enajenamiento de los sentimientos profundos de ser posesionado en ese juego que existen entre dos amantes en el acto sexual influido por los instintos salvajes no gobernados por la razón.

 


Oh, Safo, en soledad de lecho frío,
que congregue las jóvenes doncellas
en torno tuyo en lúbrica algazara.
Escultora de espíritus, al roce de la mano en la lira,
en alianza del melódico canto, sueñan, tiemblan,
sus voluntades dudan y se ablandan,
los brotes de los senos se endurecen
bajo la túnica entreabierta y flácida,
y otra mágica música despiertan
tus suaves dedos en sus formas blancas.
*Poema de Safo de Lesbos siglo VI A/C

 

El psiquiatra expresa que las experiencias sexuales,no están predeterminadas por los sexos, sino por los acuerdos entre humanos y estas pueden ser del mismo genero o no serlo. Son sensaciones del placer donde el propósito es el goce sexual y eso lo determinan las caricias y la predisposición para el acto sexual. En el caso del hombre lo determina la penetración de su miembro en una lucha de poder donde su objetivo cosiste en copular la vagina de la mujer y en el caso de la mujer la masturbación oral y las caricias. Estos son los juegos de placer que satisfacen tus instintos sexuales.

La libertad sexual es una liberación de las inventivas y recursos producida por los tantos espejismos culturales y tabús ideomáticos que interrumpen los contrastes de la enajenación de sus contexto histórico que juega literariamente con los mensajes de sus personajes donde mezcla los problemas comunes de una sociedad superficial que niega el cambio de la patología de las desviaciones preferencial de su sexualidad y de las conductas patológicas que tiene que enfrentar en sus costumbres producidas por el conocimiento y no de la negación de la experiencia de satanizar los demonios de su intimidad y de las expresiones de sus deseos que se contrastan en sus instintos que liberan la única verdad que existe, por que no es una condición es un incitación entre dos seres que acuerdan en un pacto entre ambos que concilia sus impulsos eróticos, diciendo, ¿Quieres?

 

 

 

*Por: Jack Ro, corresponsal en México

C
h
a
t