La CE rebaja las expectativas y dice que la cumbre no calmará de inmediato a los mercados

La CE rebaja las expectativas y dice que la cumbre no calmará de inmediato a los mercados

Publicado el junio 27, 2012 en Economía, Noticias.

“Creo que es un error creer que podemos tener una cumbre europea y que luego los mercados milagrosamente se calmen”, ha advertido Barroso

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha advertido hoy de que la cumbre comunitaria de mañana y el viernes no puede ofrecer resultados que lleven a una mejora inmediata en los mercados y ha subrayado que la resolución de los problemas del euro “llevará tiempo”.

“Creo que es un error creer que podemos tener una cumbre europea y que luego los mercados milagrosamente se calmen”, ha advertido Barroso, quien ha asegurado que es “uno de los errores que se han cometido en el pasado”. Barroso declaró a los periodistas que, como siempre ocurre tras una reunión de los jefes de Estado y de Gobierno, la aplicación de lo acordado necesitará tiempo, y ha advertido ante el problema de las “expectativas no cumplidas”.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció hoy que pedirá el jueves a la Unión Europea medidas para estabilizar los mercados porque el país no puede financiarse “durante mucho tiempo” a los precios actuales. En opinión de Durao Barroso, el Consejo Europeo deber servir principalmente para eliminar “cualquier duda sobre la irreversibilidad del euro” y fijar una “orientación” de cara a avanzar en la integración europea en lo político y lo económico.

“Es importante mostrar la determinación de los líderes europeos en lo que se refiere a la estabilidad financiera y nuestra moneda común”, ha recalcado el presidente de la CE. Según Barroso, será importante que los líderes tomen decisiones “a corto y a largo plazo”, porque de ellas depende “el futuro del euro”. En concreto, el político portugués confía en que se apoyen tres grandes paquetes de medidas en la cumbre de mañana y el viernes.

El primero debe ser la aprobación de las recomendaciones económicas de Bruselas a los Estados miembros, que subrayan la necesidad de “continuar con los esfuerzos de consolidación y reformas estructurales”. El segundo la creación de un pacto para el crecimiento, que incluirá inversiones en determinadas áreas, el aumento de la capacidad del Banco Europeo de Inversiones y los bonos proyecto. La tercera prioridad será la aprobación de una “hoja de ruta para el futuro de la unión monetaria europea”.

“Creo que es importante darse cuenta de que para avanzar tenemos que trabajar en una unión bancaria, una unión fiscal y progresar hacia una unión política”, ha indicado. Barroso ha recordado que la unión bancaria puede hacerse a corto plazo, sin modificar los actuales tratados, y la ha señalado por ello como la prioridad. Preguntado por la negativa de la canciller alemana, Angela Merkel, a aceptar algunas de las propuestas que defiende Bruselas, el presidente de la CE no ha querido responder directamente, pero ha confiado en que la cumbre logre un acuerdo para definir por dónde avanzará la zona euro para salir de la crisis.

Barroso ha subrayado que un compromiso de ese tipo irá en beneficio de todos, “también de Alemania”, y ha subrayado que las ideas que están sobre la mesa incluyen muchos de los puntos en los que Berlín insiste como la disciplina fiscal, las reformas estructurales y la necesidad de integración política. El presidente de la CE ha pedido a todos los gobiernos que “entiendan las posturas de otros” países y ha considerado que a la vez que se pide a los estados “considerados más vulnerables” continuar con sus reformas y mantener sus compromisos, se debe exigir a los países “triple A” -en referencia a los que mejor situación financiera tienen- que sean “solidarios”. “Es un error pensar que los esfuerzos sólo deben venir de una parte”, ha señalado.

Fuente: http://www.lavanguardia.com

C
h
a
t